LA VIDA SON LOS MIÉRCOLES, MARIELA MICHELENA

jueves, julio 13, 2017





Susana, Eva y Marina, tres mujeres al borde de los cuarenta, amigas desde su juventud y aparentemente «realizadas», tendrán que afrontar una serie de reveses –amorosos, laborales, familiares…– que pondrán a prueba su amistad pero, sobre todo, las obligarán a replantearse su forma de estar en el mundo.

Susana es una ejecutiva de éxito; Eva, una adicta a un amor tóxico con la vida empantanada; Marina, pluscuamperfecta e hiperfeliz en su matrimonio…

A través de sus diarios personales y correos electrónicos, el lector las irá conociendo en sus propias palabras, en sus hechos y, sobre todo, en sus pequeñas mentiras y en sus grandes traiciones.


OPINIÓN:

El reencuentro en una cena de antiguos alumnos consigue que Marina y Eva vuelvan a retomar el contacto que perdieron durante años. Y Marina, mediante correos electrónicos, le pondrá al día a Susana de todo lo que descubre de sus viejos compañeros. Abriéndose así una historia que veremos narrada casi siempre en forma de correos electrónicos, diarios personales o cartas.

Marina es venezolana de sangre, aunque lleva viviendo en España muchos años por lo que no concibe otra vida que no sea en nuestro país. Tiene una vida cómoda y un marido con el que forma el matrimonio perfecto, aunque llevan años probando numerosos tratamientos de fertilidad con el único objetivo de formar una familia y no parecen obtener resultados. Así que el tema recurrente a la maternidad en el reencuentro con sus antiguos compañeros de clase la hace sentir mal y fuera de lugar; aunque siempre le quedará el consuelo de formar junto a Eva el grupo de las que no tienen hijos. 

Eva ha dejado atrás a la mujer despampanante y divertida de hace quince años. Marina es consciente de que no está pasando por su mejor momento en cuanto la ve. La culpa la tiene el que siga manteniendo una relación con Germán desde hace diez años, aunque él continúa con su mujer a pesar de las numerosas promesas de que se separará de ella. Y la toxicidad de esa relación la está haciendo entrar en un círculo vicioso de dependencia del que le resultará complicado salir.

Por otro lado tenemos a Susana, a la que Marina pondrá al día de su vida y de los malos momentos que está pasando Eva. Susana, también antigua amiga de clase, vive desde hace años en NY y ostenta un importante puesto en una empresa. Alejada de su familia y sus amigos, recurre el cariño superficial de sus numerosos amantes. Aunque en los últimos años el anhelo de la familia que no tiene la está afectando. Pero Marina la pondrá en contacto con Tomás, su novio de juventud, lo que abrirá viejas heridas sobre por qué acabaron separados. Y quizás, nuevas ilusiones.

La narración alternará capítulos centrados en cada una de las protagonistas. Por un lado Marina nos hace partícipes de la situación tan dura que es enfrentarte al hecho de no poder ser madre, a los continuos fracasos que se acumulan tras numerosos tratamientos de fertilidad y cómo hace mella en su día a día. Marina le pondrá al día de todo a Susana y ésta, al mismo tiempo, le contará cómo será su reencuentro vía e-mail con Tomás. También veremos cómo de mal acabará Eva por su situación con Germán, tocará fondo y Marina estará ahí para ayudarla. Y otro de nuestros protagonistas será el psicólogo de Eva, que nos mostrará el avance en la terapia y las sensaciones que le provoca Eva.

Bien, pues aunque las premisas de las que parte la trama son interesantes y me parecieron que podrían dar mucho juego. De hecho, yo esperaba una novela de humor, divertida e incluso con cierto toque intimista, lo cierto es que no he conseguido disfrutarla plenamente. Ha sido entretenida pero determinados detalles han hecho que mi valoración final cambiara.

Los motivos por los que no he conseguido disfrutarla son fundamentalmente la figura del psicólogo que trata a Eva. Un hombre que se enfrenta a un caso de una mujer que está hundida, metida hasta el cuello en una relación totalmente tóxica no puede actuar como lo hace. Me parece poco profesional la forma de comportarse con Eva, incluso la llega a tratar mal. Tengo que decir que al final todo tiene un porqué, una explicación, pero para mí el daño ya estaba hecho. A Eva la trata de forma despótica porque está acabada y sin embargo con su amiga Marina, que es estupenda y guapísima, todo cambia.

Tampoco entiendo cómo un profesional de la psicología quiere derivarte a un psiquiatra para que te trate médicamente un problema que no requiere fármacos. La vida implica felicidad pero también tristeza, sentir lo bueno y lo malo de la vida es la esencia de estar vivo. Solucionar los problemas que no requieren pastillas con química no sirve para nada.

Todo esto lo digo porque yo soy psicóloga, no ejerzo como tal, pero estoy harta de que en la literatura y la vida en general el papel del psicólogo lo represente una persona que sólo charla con los pacientes que se tumban en su diván. Las cosas no funcionan así. Ni todo los psicólogos son psicoanalistas, ni todos los problemas psicopatológicos requieren química.Y tampoco la profesionalidad de todos es excelente. Como en todos los campos, hay profesionales buenos y malos pero no creo que esta profesión merezca el poco respeto que se la tiene. Algo que me ha dolido aún más siendo su autora psicoanalista.

Además de este problema, que determinó mis sentimientos hasta el final de la lectura, creo que la autora parte de unas historias interesantes que podrían haber dado más juego. Yo personalmente no conecté con ninguna de las protagonistas, quizás más con Eva. Pero ni Susana ni Marina me gustaron, me parecieron superficiales y muy estereotipadas. Todo el día criticando si una persona esta o no gorda, si su vida es o no perfecta. No todo es el físico, el dinero y la vida cómoda.

Y ya para rematar, hay un momento en la trama en el que se hace referencia a que un hombre le pone los cuernos a su mujer, pero agárrense...parece que tiene más culpa la chica con la que le pone los cuernos que él. Él es un bobo que ha caído en sus redes y ella todo tipo de calificativos que como mujer me duelen. En fin...yo aquí ya bizqueaba.

Como veis, "La vida son los miércoles" no me ha convencido, entretiene y se lee fácil. Creo que parte de una trama que podría haber dado más juego, más humor y donde hubiera estado interesante haber explotado mejor el papel de la mujer. Algo que me ha extrañado mucho puesto que su autora tiene numerosos libros centrados en la mujer y en la dependencia emocional (un tema muy bien tratado en su historia).

Esta es una opinión totalmente personal, si os gustan las historias de mujeres, de amigas que se apoyan en situaciones complicadas y que buscan una salida a sus problemas quizás sí que la disfrutéis más que yo. La lectura es muy subjetiva y no quiero desanimaros si os atrae su historia.


Siento haberme alargado tanto en mi opinión, pero necesitaba comentar esas percepciones más concretas.

















You Might Also Like

37 comentarios

  1. Pues no me llamaba la atención pero después de leerte creo que encima me enfadaría leyendo algunas cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues solo había visto la portada en alguna red social, pero después de leerte creo que igual me pasaría lo mismo y la dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. La portada me parece una maravilla, pero por lo demás no me atrae :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Cris! ^^

    Pues es una pena, porque la primera mitad de la reseña me había llamado un montón la atención. Bueno, va, voy a hablar (escribir) como toca: la trama hasta la mitad de la reseña pintaba genial. Eso sí, me has dejado a cuadros. Vamos a ver, yo entiendo que a la hora de escribir un libro hay que trabajar muchísimo y la documentación puede ser muy pesada. Lo entiendo y lo respeto, pero no concibo cómo es posible que, como dices, se pinte de persona déspota a un pobre psicólogo. Vamos a ver, que no digo que sea malo que alguien quiera derivarte a un psiquiatra. Lo respeto siempre y cuando, como tú dices, tenga sentido. No sé, Cris, me da rabia. Así que desde aquí todo mi apoyo, sísí :)
    Pasando a las chicas que lo critican todo... uf, uf, uf. Es que se me han quitado todas las ganas de darle una oportunidad al libro, así de simple. El dinero es importante, claro que sí, pero no lo es todo. Ni eso ni el físico. Por Dios, avancemos.
    Me ha encantado la reseña. Muy sincera y directa ^^
    ¡Un besazo muy grande y feliz jueves! ^^

    ResponderEliminar
  5. Ya lo tenía descartado y después de leerte me reafirmo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. No se un libro que me resultase atractivo así que viendo tu opinión lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola! Lo tengo pendiente ya que me pareció que trataba temas muy interesantes pero después de leerte... ufff no sé yo si me va a llegar a gustar, sobre todo por lo que comentas de que no has llegado a congeniar con ellas. Si en temas como los que se trata no se congenia a los personajes, mal voy, pero bueno a ver que sensaciones me deja cuando lo lea.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!
    No me termina de convencer, lo dejo pasar.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. No me llamaba la atención, así que después de leerte nada me hace cambiar de opinión. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues no es una novela que me llame especialmente la atención, pero después de leerte menos todavía. Un besín

    ResponderEliminar
  11. Hola bomboncito

    Jolines con el libro... Perdón.

    Empecé con la sinopsis llamándome la atención y podría ser del tipo de lectura que suelo disfrutar, pero a medida que avanzaba tu reseña me ha quitado las ganas...

    Eso de la figura del psicólogo tan "mala", como que no ayuda echarle más arena encima a la chica, no? Será su trabajo, pero como dices se puede hacer de muchas formas.

    Y que uno ponga los cuernos y la culpable es la chica con la que se lía??? Cómo??? Perdona??? A dónde vamos a llegar....

    En fin, encantada con tu punto de vista.

    Besos molones

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola!!
    A pesar de que parece un libro interesante por la trama, la verdad que tienes razón en cuando al tema de los psicólogos. Yo estoy tratando con algunos y la verdad que son muy diferentes entre ellos...
    Besazos:D

    ResponderEliminar
  13. Lo tenía apuntado pero después de leerte no crea que sea un libro para mí. Muy buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues de este libro me había llamado mucho la atención sobre todo la portada, sin saber muy bien de qué iba, pero después de leerte, casi que lo descarto sin dudarlo. Y además entiendo perfectamente lo ofensivo que puede haberte resultado el papel del psicólogo en particular y la psicología en general en la historia.

    Uno menos en la lista.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  15. Buufff, de primeras no es mi estilo de lectura y tras leer tu reseña, menos aún. La verdad es que me dejas anonadada con lo que cuentas, aunque también es cierto que algún psicólogo así he conocido, tiene que haber de todo...
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Ay madre! Qué momento desde hace dos días! Y la verdad es que pintaba bien.
    Bajare expectativas a ver si asi...

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola! Totalmente de acuerdo con la derivación que hace el psicólogo...
    Que narre desde dos puntos de vista me parece interesante, pero la trama no me termina de convencer! Una penita que tú tampoco lo hayas disfrutado tanto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. No me llama mucho y con todos los que tengo preparados para este verano.....

    ResponderEliminar
  19. La. verdad es que este tipo de libros no suelen atraerme y después de leerte menos.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hoooooola Cris!!!!

    Este libro lo estuve hojeando, porqué la portada es boniquilla, así como pastelona pero lo dejé dónde estaba después de leer unos cuantos párrafos. La forma de narrar de esa señora no es para mí. Después, leyendo tu reseña, que la he pillado con ganas, debo decir que debería ir directamente al cubo de reciclaje de papel.

    Lo primero que me llama la atención es la propia sinopsis: hay un punto en el que te dice el nombre de las tres mujeres y ya de buenas a primeras pone lo amoroso como primer revés. Eso ya dice mucho de lo que nos vamos a encontrar dentro. Es más a dos de las protagonistas ya se las relaciona directamente con lo amoroso. A mi, me da miedillo cuando veo estas cosas...

    Y yo me pregunto, qué problema hay con no tener hijos? 'El grupo de las que no tienen hijos' como si eso fuese la peste, o unas relegadas sociales. Sabe Marina que se puede adoptar? Lo digo por si la autora no ha caído en eso.

    Eva, en fin...es que ni me molesto en comentar. Y a Susana te la venden como 'profesional de éxito' como si eso no fuese compatible con tener una pareja o una família -techo de cristal powa- y después te dicen que le van a presentar un maromo para cúspide de su felicidad. WTF?! En serio, qué me estás contando?

    El tema del psicólogo: 'hola, machismo. Hola misoginia. Hola mujeres vistas como un trozo de carne. Hola hombres que me explican cosas, maltratan y humillan para que después la autora le dé un 'porqué' y él quede justificado como 'pobrecito'. Y esto lo ha escrito una mujer. Maravilloso. Ah, no, espera que la quiere enviar a que le den pastillas. XXXD En serio, esta autora sabe algo de cómo funciona la profesión de psicólogo y psiquiatra? O se ha informado, por lo menos?

    Ahí, ahí, ahí le has dao, Cris! Dura! Dí que sí. Que en psicología telita como os ponen en los libros. Vamos, que se nota que lo escribe gente que no tiene ni puñetera idea. Pasa como con el periodismo. Que cuando lees sobre tu profesión te tiras de los pelos porqué sabes perfectamente que eso no funciona así y que encima, dan una imagen terrible. Sabes? En casa de herrero, cuchillo de palo. Habrán muchos que sean unos melones, en su profesión, pero otras personas se la toman en serio, y lo dan todo por ella. Hay buenos y malos profesionales, como en todas partes, pero de ahí a meterlos todos en un mismo saco, como que no. Jajajajajaja!!! Es psicoanalista? XXXXXDDDD JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!! Es como la Moyes, que dice que es Periodista y después usa solo una fuente de información para documentarse. La misma profesionalidad, oye.

    Digo yo, la autora no tendría que pasar por un profesional de la salud mental? Me refiero a que si dice lo que dice que es, cómo se le ocurre reproducir personajes esterotipados a sabiendas de la presión heteropatriarcal que se ejerce en el cuerpo de las mujeres? Me parece vergonzoso. Ya no como 'profesional' sino como mujer que reproduce patrones machistas.

    No, si hagamos lo que hagamos la cupla siempre va a ser nuestra. Siempre. Él pobrecillo, no sabía dónde la metía. Pensaba que se estaba fornicando a un árbol, o a una viga de hormigón armado, pero en ningún momento que se lo estaba montando con una mujer. ¿Él, qué va a saber, pobre? Venggggggaaaaaaa, vaaaaaa!!!!!

    Un besote enoooorme!!! ♥

    PS: no quiero este libro ni en pintura. Me dan ganas de potar.

    ResponderEliminar
  21. Bua y mira que pensé que por la portada me podría gustar. Después de leerte... pues va a ser que he cambiado de opinión jajaja. Saludos :D

    ResponderEliminar
  22. Ole a tus palabras sobre la psicología en los libros y en este en particular!!!
    Yo también lo soy y es algo que me molesta mucho porque encima luego la gente de a pie se lo cree...pero siempre he dicho que en este país estamos super infravalorados.
    El libro no lo conocía hasta hace unos días que me llegó a casa...pero ays me da que me va a pasar lo mismo que a ti en ese punto
    Un beso!

    ResponderEliminar
  23. Pues muy bien defendidos tus argumentos. A mí no o me hubiera disgustado, pero ando de cabeza y, con lo que cuentas, la dejo ir seguro.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Pues si no te ha convencido...la dejo pasar y así paso a otra cosa,mariposa. Besos

    ResponderEliminar
  25. Pues este lo descarto, que no se tome más tiempo de investigar sobre lo que va a escribir le quita puntos.

    ResponderEliminar
  26. Pues mira que esa portada tan cuca me tenía un poco enamorada, pero creo que acabaría cabreada como una mona, jajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Buena reflexión sobre la psicología. Yo la dejo pasar.

    ResponderEliminar
  28. Vaya, pues qué pena, porque en principio por la premisa de la que arranca prometía dar juego.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  29. Pues menudo psicólogo tan profesional... y más cuando el tema te toca de cerca, que vas a estar mirando con lupa cada imbecilidad que hace el buen hombre (Y luego nos traes reseñas tan elaboradas como ésta, no hay mal que por bien no venga jajaja). Que preste más atención a su amiga por ser guapa me lo dice todo, pero que a su paciente la haga sentir mal cuando precisamente está ahí porque confía en que la ayuden... pues no sé, pero yo por lo menos no hubiera vuelto. Dejemos la psicología inversa para los publicistas.

    También me pasa que cuando no simpatizo demasiado con los personajes, la sensación final con la lectura decae mucho. Necesito alguien que me enganche y si tú dices que con ellas te faltó eso... mal vamos. PERO donde realmente has conseguido que descarte esta lectura (Y coincido con muchos/as de que la portada es preciosa) es en el "asuntillo" ese de que existe una infidelidad y la culpable es la amante. Claro que sí, si fijo que iba provocándolo y el pobre hombre que es un santo sin sotana no tuvo más remedio que aceptar. ¿A que encima es otra mujer la que lo dice? Estoy harta de ver cómo nos tiramos piedras entre nosotras, venga defender las desigualdades de género pero luego somos las primeras en insultarnos o dejarnos de frescas para arriba, mientras que entre los chicos yo nunca he visto tanto odio. Y la infidelidad se llama infidelidad por eso de que hay un infiel en medio, ¿No? No es tan difícil. Pffff.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  30. Coincido con todo lo que has dicho en la reseña y desde el punto de vista de una psicóloga, aún le doy más valor. No me gustan nada este tipo de libros y/o perder el tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Hola! Vaya más vale no ir a profesional como ese porque te deja peor que vas. Un besote

    ResponderEliminar
  32. Hola Cris!!
    Pues la verdad es que me estaba gustando lo que estaba leyendo, pero he llegado al problema del psicólogo y después a lo de que parece que es ella la culpable y él un machomán por haberse liado con ella y se me han quitado todas las ganas. No conocía a la autora, pero está claro que este libro no sería de mi agrado, así que mejor lo dejo pasar :(
    Gracias por tu reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  33. a mi este tipo de libros no me suelen gustar nada, así que me lo has puesto fácil. Impecable la reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Hola! No nos llama nada la atención y más leyendo lo que comentas del libro. Se agradece mucho tu sinceridad y no perderemos el tiempo con este tipo de libros.
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
  35. Tus "peros" me parecen excelentemente justificados así que lo dejo correr. Yo no soy psicóloga sino logopeda pero estoy completamente de acuerdo contigo, vuestra figura profesional a veces no está justamente representada.
    Un besin

    ResponderEliminar
  36. Uy, pues a priori quería leerlo, pero todos tus "peros" creo que a mí me pondrían de los nervios también.

    No sabía (o no recordaba) que eras psicóloga, ¿por qué no ejerces? (momento cotilla, jajaja). A mí me gusta mucho esa profesión, y últimamente me ha dado por leer libros que estén más o menos relacionado, y me están gustando, pero, claro, no soy psicóloga ... Aunque no he podido con "Veronika decide morir", por ejemplo.

    bsos!

    ResponderEliminar
  37. Desconocía por absoluto la existencia de este libro, pero me lo llevo apuntadísimo. ¡Gracias por la reseña!
    Un beso.

    ResponderEliminar

ENTRADAS POPULARES

¡Seamos seguidores!

VISITAS

Instagram @bajolapieldeunlector

Subscribe